Home Bolivia Bryophyte Project
Datos Taxonómicos
Familias
Lista de Géneros
Catálogo de Musgos
Página de inicio
Biografía de Herzog
Ecoregiones
Collectors
Bibliografìa
Catalogo de las Briofitas
Key to the Families of Mosses
Glossary
Decrease font Increase font Restore font

Theodor Herzog


El año 2007 se cumplió el centenario del primer viaje de Theodor Herzog a Bolivia. Su contribución al conocimiento de las briofitas de Bolivia aún permanece como un logro monumental y su trabajo ha constituido la base para estudios posteriores.

Richard Spruce a mediados del siglo XIX y Theodor Herzog a principios del siglo XX fueron unas de las figuras más notables asociadas a la briología y los Andes tropicales. Spruce y Herzog fueron tan reconocidos gracias a la combinación de su experiencia en campo, sus colecciones y las importantes publicaciones que resultaron de sus trabajos de campo. Las colecciones de briofitas en el Neotrópico a inicios del siglo XIX fueron realizadas principalmente por naturalistas o botánicos y luego se las enviaba inevitablemente a briólogos europeos (sin experiencia en los trópicos) para ser descritas y publicadas. Mientras que otros colectores tenían conocimientos superficiales de las briofitas, Spruce y Herzog habían adquirido conocimientos profundos de este grupo antes de sus viajes a Sudamérica, a este hecho se debe seguramente la excelente calidad de sus colecciones.


Theodor Herzog. Retrato cortesía del Herbario Haussknecht, Friedrich-Schiller-Universität Jena, gracias a la colaboración de Hans-Joachim Zündorf. La pintura de Herzog fue realizada mientras prestaba su servicio militar durante la Primera Guerra Mundial.


Theodor Herzog realizó dos viajes de colecta a Bolivia, el primero de 1907 a 1908 y el segundo de 1910 a 1911. Probablemente Herzog estuvo más motivado a escoger Bolivia debido a su pasión por el montañismo que debido a las briofitas. Las principales localidades que visitó estaban ubicadas en la puna y bosque montano en las cordilleras de los departamentos de Cochabamba, La Paz y Santa Cruz, además en el bosque Chiquitano y vegetación de Cerrado en las tierras bajas de Santa Cruz. Su publicación más importante respecto a Bolivia apareció en 1916, Die Bryophyten meiner zweiten Reise durch Bolivia. Anteriormente a esto Herzog publicó dos artículos de musgos en 1910 con los resultados de su primer viaje de colecta (1907-1908). Un suplemento de la publicación de 1916 apareció en 1920.

La publicación Die Bryophyten meiner zweiten Reise durch Bolivia es excepcional por muchas razones ver Botanicus. El tratamiento de las briofitas fue divido por autor, Herzog se encargó de los musgos y Stephani de las hepáticas. Herzog también realizó la introducción y los suplementos de este volumen. Este trabajo fue el primero relacionado con musgos publicado por un autor con un conocimiento directo de las plantas en el campo (lo mismo se puede decir de Spruce con respecto a las hepáticas). Entre las muchas cualidades del tratamiento de 1916 se incluyen descripciones, discusiones e ilustraciones de muchas nuevas especies así como de especies conocidas. Las ilustraciones fueron las primeras de gran calidad para los musgos de los Andes tropicales. Herzog también resumió la literatura de musgos previa y en esencia brindó el primer catálogo de musgos de Bolivia. Los suplementos brindan notas detalladas de la ecología, distribución y afinidades geográficas de los musgos de Bolivia. Uno de los suplementos proporciona información detallada de localidades específicas mencionando una breve descripción del tipo de vegetación y elevación, seguido de una lista de las briofitas colectadas en cada sitio. Esto permitió por primera vez una valoración de la diversidad y composición de especies en varias regiones de la puna, el bosque montano bajo y alto, y varios sitios en tierras bajas incluyendo el Cerrado y el bosque Chiquitano.

La siguiente traducción fue publicada originalmente en Alemania por Riclef Grolle (1961. Revue Bryologique et Lichénologique 30: 155-162, pl. III). El texto en inglés fue traducido por H.-D. Hacke con ayuda de Hans-Joachim Zündorf (JE) y editado ligeramente por S. Churchill. Algunas notas han sido añadidas y anotadas entre corchetes.


† Theodor Herzog (7.7. 1880 – 6.5. 1961)

Por Riclef Grolle

A la venerable edad de 80 años, el Prof. Dr. h.c. Theodor Herzog murió tranquilo repentinamente tras un ataque de apoplejía. Con su muerte, uno de los mayores briólogos encontró un sitio en la historia de la ciencia.

Desde 1952, Th. Herzog estaba padeciendo las consecuencias de un ataque previo y otros inconvenientes de la vejez. Pero repentinamente desarrolló una nueva fuerza interior con la que sobrellevó los quebrantos a su salud lo forzó a intensificar sus investigaciones científicas. Hasta sus últimos días él manejaba a diariamente o iba a su instituto a trabajar en el microscopio, con el fin de observar y dibujar. Ahí, trabajando con las plantas y observando su “morphe”, incluso durante los últimos años, por su placer en descubrir – así como en su juventud se sentía entusiasmado por las nuevas formas. Unos pocos días antes de su muerte, él me dijo muy entusiasmado que había encontrado algunos musgos del género Mittenia entre un pequeño grupo de colecciones de Australia, que hasta ese momento no había conocido. Como resultado de sus incansables esfuerzos, publicó un gran número de publicaciones extensas.

Estos tenaces esfuerzos aparentemente fueron dedicados a su correspondencia. Fueron raras las personas que no pudieron recibir respuesta inmediata a sus cartas. Él estaba ansioso por responder su correo a la brevedad posible. Algunos años antes el recibió una carta de la India escrita en el idioma propio de ese país. El contenido de la carta fue, por supuesto, incomprensible para él. Así que respondió al remitente en 5 diferentes idiomas pidiéndole que le respondiera en uno de ellos.

Su gran disposición para ayudar a la gente en asuntos científicos se evidenció en su generosidad al obsequiar especímenes de su herbario y realizar préstamos de un grupo taxonómico de su colección, incluyendo los tipos, a los especialistas. Se puede decir que en el herbario de Herzog estuvieron representadas la mayor cantidad de especies de musgos del mundo. Este hecho es sobresaliente debido a que contenía en igual manera, musgos y hepáticas de todos los continentes, posiblemente a excepción de África.

El herbario de Herzog y una gran biblioteca especializada pasaron a propiedad de Friedrich-Schiller-University de Jena como fue expresado en su testamento. La colección está alojada en el Haussknecht Herbarium [JE].

Theodor Herzog nació en Freiburg im Breisgau [Alemania] donde él, siendo un estudiante de escuela en nivel intermedio, adquirió un profundo conocimiento de la flora nativa de plantas superiores. Cuando su profesor no encontró nuevos temas, orientó a Theodor y su amigo Karl Müller, a las criptógamas, en especial a los musgos. Ahí Karl Müller y Theodor Herzog hicieron la siguiente división: K. Müller se especializaría en hepáticas y Th. Herzog en musgos. Después de haber tomado el último examen escolar (abitur), Th. Herzog fue estudiante de las universidades de Freiburg, Zürich y Munich. Durante ese tiempo, resumió su conocimiento en una ejemplar flora de musgos de Badic, que apareció en el Bulletin de l’Herbier Boissier como su primera gran publicación. [1904-1906: Die Laubmoose Badens. Eine bryogeographische Skizze. Bull. l’Herb. Boissier, Ser. 2, 4-6 (Als Separatum 1-402.]. En Zürich, junto a sus estudios de botánica, Th. Herzog fue también un miembro activo del club universitario de esquí y montañismo y durante toda su vida continuó siendo un seguidor entusiasta de los deportes alpinos. Escaló cerca a 600 picos en los Alpes y los Andes, y muchas fueron primeras ascensiones. Recibió su título de doctorado en Munich bajo L. Radlkofer en 1903. En 1907 recibió la calificación de su tesis postdoctoral bajo la tutoría de C. Schroeter “Über die Vegetationsverhältnisse Sardiniens” (Las condiciones de la vegetación de Cerdeña) en la facultad de ciencias de la Universidad de Zürich. Hasta esta época había llevado a cabo expediciones a Cerdeña, Córcega, Túnez y Ceilán. En los años siguientes realizó dos grandes expediciones a Bolivia. Descripciones detalladas de la vegetación y notas sistemáticas fueron publicadas para cada uno de sus viajes. Luego fue reclutado durante la Primera Guerra Mundial. Mientras tanto aprovechó su tiempo lo más que pudo, durante su estadía en Rumania y Macedonia, realizó numerosas colecciones botánicas. En 1919 retornó a Munich donde obtuvo un cargo de profesor en 1920. En 1925 aceptó un cargo en Jena. Hasta su muerte fue fiel a esta ciudad y a su universidad, la cual en 1948 le nombró “profesor personal.”

Como resultado de muchos viajes se publicó Geographie der Moose (Geografía de las briofitas) durante su estadía en Jena en 1926. Este libro se sitúa entre los estudios clásicos de briología. En la preparación de Geographie der Moose Th. Herzog estudió por primera vez las hepáticas de manera intensiva. El conocimiento de las hepáticas exóticas había sido abandonado casi por completo después de la muerte de Stephanie y por lo tanto, Th. Herzog se dio cuenta de la necesidad de dedicar cada vez más sus actividades a este grupo de planta también. Ocurrió así que, en contra de la creciente tendencia hacia la especialización en la ciencia, Th. Herzog estudió las hepáticas para dominarlas tan bien como los musgos del mundo y trató casi de la misma manera a las colecciones de ambos grupos provenientes de todas partes del mundo, tomando así un lugar único entre sus contemporáneos.

Durante su estadía en Jena, Th. Herzog fue el mentor de muchos estudiantes que realizaron contribuciones importantes a la briología [E.H. Benedix, H. Carl, W. Degenkolbe, H. Eifrig, F. Hilpert, G. Hofffmann, E. Stodiek, K. Walther y W. Zwickel]. Estas contribuciones están citadas al final de la bibliografía de las publicaciones de Herzog. En 1948 Th. Herzog se retiró de su puesto académico.

Con más de 75 años Th. Herzog, por tercera vez en su vida, emprendió la generosa labor de editar una publicación extensa cuyo autor había muerto. La primera fue en 1910, Bryologica Atlantica de A. Geheeb; la segunda entre 1933-34 fue una monografía de Sapindaceae con una extensión de 1500 páginas, escrita por L. Radlkofer. Y la última, a pesar de muchas dificultades, fue la obra de K. Müller Die Lebermoose Europas (Las hepáticas de Europa) que se publicó en 1955. Así él realizó un inconmensurable servicio a la comunidad briológica así como a la botánica, Die Lebermoose Europas resume de manera extraordinaria el conocimiento en ésta área de la ciencia y pocas áreas de la botánica pueden merecer tal comparación.

Th. Herzog recibió muchos honores al conmemorar su cumpleaños 75, en su país natal y alrededor del mundo. Publicaciones conmemorativas aparecieron en dos revistas debido a este acontecimiento. Además, le fue concedido el doctorado honorario en la Facultad de Historia Natural de la Universidad Ernst Moritz Arndt de Greifswald y se convirtió en miembro honorario de varias sociedades, incluyendo las sociedades británica y americana de briología.

Para sus pupilos fue un ejemplo de dedicación científica incansable. Sobre todo, ellos tienen un recuerdo agradable de una personalidad científica y ser humano cálido cuya principal inquietud fue el crecimiento científico de sus estudiantes así como su bien estar.

[La bibliografía que acompaña la biografía brinda una lista de 151 publicaciones briológicas de Theodor Herzog. Publicaciones adicionales de Herzog relacionadas con plantas vasculares pueden ser encontradas en Feddes Repert. 58: 12-19. 1955.]

 
© 2014 Missouri Botanical Garden - 4344 Shaw Boulevard - Saint Louis, Missouri 63110